¿Solamente LLamazares? ¿Gaspar solo?

Permitidme hacer, antes que nada, una breve disquisición sobre la confusión a que da lugar el fenómenos, cada vez más consolidado, del uso del adjetivo en lugar del adverbio correspondiente, lo que lleva a frases ambigüas en las que hay al menos dos interpretaciones distintas, según entendamos que la palabra en cuestión es un adjetivo en su forma y en su función o que es un adverbio al que la fuerza del uso le ha vestido con la forma del adjetivo.

Permitidme que ejerza de profesor con vosotros, aunque la mayoría estareis más instruidos que yo, y os proponga este ingenuo ejercicio, que nada tiene que ver con la actualidad política:

Explicad todos las posibles interpretaciones de este titular periodístico:

“Solo LLamazares renuncia a presentarse a la reelección como Coordinador de IU”.

Convendreis conmigo que la primera y más obvia interpretación es que aquí el adjetivo “solo” se está utilizando en lugar del adverbio “solamante”, “unicamente”, “nadie más”, dejando claro que es el único que ha asumido sus responsabilidades (como ha hecho siempre, en los buenos y en los malos momentos). Quizá pudiesemos deducir de esta frase que hay otros muchos que se han pasado estos años poniendo todo tipo de obstáculos, desde el primer día de ser nombrado Coordinador y hasta hoy mismo, y que no creen tener ninguna responsabilidad en lo ocurrido, pero supongo que esto solo se explicaría desde lo que nos enseña la Lingüistica Pragmática sobre el conocimiento del mundo en la interpretación de los textos y es cosa larga de explicar.

Si retorcemos un poco más la cosa, podríamos considerar que la palabra “solo” es lo que parece, es decir, un adjetivo, y se referiría a una supuesta soledad del coordinador de IU en estos momentos. Bien es cierto que para que este significado no diese lugar a interpretaciones ambigüas tendríamos que alterar el orden de las palabras en la frase e introdicir alguna pausa ( o coma en el caso del texto escrito) y nos quedaría algo así como:

“LLamazares, solo, renuncia a ….”

Demsiado enrevesado; como enrevesado sería pensar que el único lider político de cuantos han concurrido a las pasadas elecciones tras someterse a unas primarias, de las que salió con el respaldo de la mayoría, y que ha sido el segundo más valorado por la opinión pública en estos años, pueda sentirse solo, sin el apoyo de afiliados y de una parte importante de la opinión pública que ve en él a un lider serio, honesto y con capacidad. Definitivamente rechazamos esta interpretación, pues nuestro conocimineto previo de la realidad nos dice que no está solo ni dentro ni fuera de IU y que somos muchos los que  hemos prestado y seguiremos prestrando nuestro apoyo  a un proyecto en el creemos y al que somos leales.

Como veréis hoy no he hablado de política sino de gramática y uso del lenguaje: tiempo habrá, en un futuro más bién cercano, de volver a hablar de política.

Anuncios

8 comentarios

  1. En todo caso, yo sigo orgulloso de haberle votado para coordinador y para candidato a presidente. Un abrazo para Gaspar.

  2. Estoy de acuerdo en que no solo Gaspar debe presentar su dimisión. Este fracaso electoral exige la dimisión de todas las personas que se han responsabilizado orgánicamente de la estrategia y metodología de Izquierda Unida durante esta campaña y los meses precedentes.

    Exige en primer lugar la dimisión del Coordinador Ejecutivo Electoral Ramón Luque, responsable en último término de que se hayan logrado sus peores resultados históricos, convirtiéndo a IU en una fuerza irrelevante de un diputado y a España en uno de los países europeos con menos izquierda transformadora en el parlamento.

    Esta derrota exige la dimisión, a continuación, del responsable de “Imagen Electoral”, José Francisco Mendi, responsable de aberraciones como SuperGaspi, el bochornoso vídeo de SecondLife, la serie de dibujos animados de “Gaspi y las cosas que importan”, y en general una campaña personalista y poco hábil que nos ha mostrado como una fuerza poco seria, en absoluto consultada con áreas, asambleaas o afiliados. El mero concepto de un cargo como “imagen electoral” debería desaparecer de los anales de Izquierda Unida.

    Exige por supuesto la dimisión del Coordinador Permanente Rubén Fernández y del Coordinador Ejecutivo del Área Interna Joan Josep Nuet, orquestadores de la eliminación de Manolo Monereo en plena precampaña, paralizando así el proceso de elaboración de programa a partir de las áreas y eliminando de paso a uno de los principales referentes teóricos de IU desde su fundación.

    También debe dimitir la dirección de Ezker Batua, que irresponsablemente ha permitido que IU gobernase con ANV en Mondragón, con el desconocimiento del resto del Estado.

    A nivel provincial cabría esperar, en mi opinión, la dimisión de la dirección de IU-Salamanca, o al menos de su Coordinador General, al convertirse nuestra ciudad y provincia en la octava con menor porcentaje de España por debajo de Ceuta, las gallegas y las canarias, y en la única de Castilla y León que baja del 2%.

    Exige en conclusión la dimisión de todos los responsables de la actual estrategia de IU, y tal como has apuntado, no solo del Coordinador General Gaspar Llamazares.

    Cuando hablas de personas que se han pasado estos años poniendo todo tipo de obstáculos supongo que te referirás a éstos, por coherencia lingüística.

    Ahora bien, ¿exige la dimisión de quienes han estado en la oposición interna? ¿Exige la dimisión de Alcaraz o Meyer, a quienes ni siquiera se les ha permitido estar en la Permanente Federal durante la campaña, cesándoles tres meses antes?

    ¿Exige la dimisión de la dirección de EUPV, que han perdido su diputado gracias al intento de Gaspar por vulnerar las decisiones de su Asamblea Regional junto a la traición de Isaura Navarro, condenando así a toda la organización a no tener grupo parlamentario?

    ¿Exige la dimisión de quienes hemos dicho desde hace ocho años que la política de Llamazares nos llevaría al desastre y aún así hemos hecho campaña hasta que se nos ha retirado de la organización debido a nuestra oposición interna, a algunos Guardia Civil mediante?

    ¿Somos los críticos a Gaspar los responsables de la derrota de su estrategia política?

    ¿Qué opositores internos a Gaspar han hecho daño interno? ¿No ha llamado el PCE a todos sus militantes a participar en sus asambleas de IU? ¿No reconoció Marga Sanz su derrota en las primarias, reconociendo a Llamazares como el candidato a quien toda la organización debía apoyar?

    No se puede culpar de una derrota a la oposición, hay que ser honesto y reconocer la responsabilidad de uno.

    Aquí en Salamanca, ¿no habéis considerado que el problema de IU eran los comunistas? ¿no habéis defendido que “quitando el lastre del PCE” IU podría subir electoralmente? ¿cuántos fracasos más tendrá que sufrir IU para que se rectifique en esta locura que lleva sufriendo IU-Salamanca desde 2005?

    Se impone un tiempo de racionalidad serena, y de no dejarse llevar por adhesiones personales. Es hora de hacer análisis, y de comparar qué está pasando en la izquierda europea con lo que nos está pasando a nosotros. De abrir la puerta a los expulsados de toda España, y entender que no hay atajos, que nos esperan décadas de reconstrucción de una izquierda social desde abajo.

    Todo lo que se haga sin esa condición seguirán siendo supergaspis, pugnas por llamar la atención mediante el titular estrambótico, intentos anodinos por escapar de un fango que la propia dirección ha buscado desesperadamente, confundiéndolo con la gallina de los votos de oro.

    http://www.larepublica.es/spip.php?article9998

  3. Caramba Mitxel, ¡coincidimos!. Estoy deacuerdo contigo, estoy orgullosa de haber votado a Gaspar, y sobre todo orgullosa del trabajo que ha desarrollado, a pesar de los palos en la rueda que le han puesto, dentro y fuera del partido. Ánimo Gaspar.

  4. Totalmente de acuerdo con el análisis político. Yo también vote por Gaspar y volvería a hacerlo, en parte porque era el mejor candidato y en parte porque “lo otro” que había daba miedo.
    En cuanto al tema gramatical, añadir que creo que el sólo adverbio se diferencia del solo adjetivo en que el primero va acentuado,

    saludos

  5. Yo sólo quisiera hacer mi pequeña y humilde valoración. Creo que ”la solución interna en IU está principalmente en el tono del lenguaje, creo que es el único camino: dejar de acusar, escuchar y respetar. En IU se han llegado a perder las formas y el respeto. Un enfrentamiento político suicida al margen de ideologias. Todo poder y tácticas.
    Yo soy masoca, he votado EUPV aunque con la nariz tapada… Creo que la solución en mi ”país perplejo” pasa por EUPV + BLOC (nacionalistas de izquierda) y esta necesaria unión o acercamiento está en manos de la llave y el nexo que puede suponer IdPV (Inicativa del Poble Valencià – Isaura Navarro)
    Sin solucionar todo esto, imposible para EUPV o IU pensar en clave de movimientos sociales, mundo del trabajo y la cultura, etc. No habrá ni proyecto ni proyección ni acción ni ideología.
    Nunca se podrá dialogar y reflexionar de verdad acusando a la vez. Y sin cuidar el lenguaje todavía más difícil.

    No he estado nunca en IU pero ahora me pica el afiliarme y colaborar en esta necesaria autoreflexión. ¿Con las técnicas de la resolución de conflictos del MOC quizá?

    Orestes
    http://www.insumissia.org

  6. Somos todos responsables, también los que, como en Asturias la dirección del PCA y por lo que vislumbro también en La República, celebraron el resultado electoral. ¿Los conflictos internos? en Cataluña no los hubo y… No olvidemos el bipartidismo galopante apoyado no sólo por los dos grandes partidos sino por el poder económico y, por tanto por los medios de comunicación.
    El 84% de los votos se ha ido a os dos grandes partidos, a la izquierda de IU no hay nada, pero la Izquierda sigue siendo necesaria aunque EL PODER pretenda su desaparición.
    IU es necesaria, para que pueda ser debe acoger a todos los que luchan por un mundo más justo, más humano…, imposible con el capitalismo actual, por tanto debe ser una fuerza abierta, no dogmática ni sectaria y sobre todo compuesta por personas que consideren que la pluralidad y la honestidad son no sólo un valor político sino un valor humano.

  7. Haría algún comentario, pero me temo que José Sarrión ya lo dice todo

    Saludos!!

  8. Totalmente de acuerdo con las palabras de José Sarrión. Solo incidiré que en esa “reconstrucción de una izquierda social desde abajo” también tiene que incluirse el PCE…No por posible responsabilidad concreta en el fracaso electoral, sino porque es preciso olvidar los partidos de viejas estructuras. Nuestras organizaciones, las de izquierdas, las comunistas en este caso, deben ser reflejo de las sociedades que queremos forjar (conste que soy radical posibilista pero con horizonte utópico)…Yo pienso que el movimiento comunista ha dejado dejado de estar, precisamente, en movimiento. Quizás la historia nos haya dejado en la cuneta (porque estamos en ella no nos engañemos) por no haber sabido metabolizar adecuadamente la realidad que es la primera tarea a realizar por una organización de carácter marxista…Olvidarnos de vanguardias, avanzadillas o como queramos llamarlo…Recuperar aquello que Marx decía en el Manifiesto. Que los partidos comunistas no se diferenciaban sustancialmente de los del resto del Movimiento Obrero (otro movimiento más bien parado). Recuerdo que en 1848 más que partido tal como hoy lo entendemos hablamos de una corriente de opinión, un grupo de influencia, de organizaciones no especialmente disciplinadas (en el sentido leninista o de los partidos convencionalesde hoy día).

    Suni dice: “…a la izquierda de IU no hay nada…” Mal empezamos. Eso es lo mismo que decía el PSOE de sí mismo (incluso cuando los tiempos de los 21 escaños) antes de la Pax Llamazarista que tanto nos ha costado…hay un hervidero más o menos atomizado, formalizados más o menos laxamente…A lo peor todo lo que queda de izquierda transformadora es eso precisamente.

    Una última cosa. Perdón por la extensión. Creo que el fracaso electoral ha venido principalmente a causa de nuestra pérdida de identidad, que se ha visto a una coalición demasiado “psoizada”. Conozco suficientes casos personales para afirmarlo y creo que estudiando y comparando pormenorizadamente las cronologías de las líneas de IU con los resultados electorales, llegaremos a la misma conclusión…

    Saludos y ánimo que un gallo rojo solo se vence cuando está ya muerto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: