“I have a dream…”

Y no me refiero a la pasada noche, que más bien lo que he tenido han sido un par de pesadillas; pero dejemoslas aparcadas para hablar de los sueños.

La primera consideración es que deseo que mi sueño tarde en hacerse realidad menos que lo que ha tardado el de Luther King, y no solo por lo que a mi respecta, que tambíen, sino porque creo que la sociedad, y especialmente las capas más desfavorecidas de la misma, ya han esperado demasiado, ya han pasado penalidades de todo tipo y ya les tiene que llegar la hora de ver como sus sueños se hacen realidad.

El sueño que yo tuve (y tengo) tiene que ver con una socieda más justa, donde la clase trabajadora participe de los rendimientos que su trabajo produce para toda la sociedad y no ser una mera invitada de piedra que ve como otros, los de siempre, se reparten el pastel en épocas de crecimiento sin apenas darles las migajas, con el falaz argumentio de que hay que capitalizar las empresas, que el mercado es capaz de regularse solo, que el Estado no debe intervenir en el reparto y esa serie de ciantinela que a diario nos ha contado el Neoliberalismo (bonito disfraz semántico para una realidad crruel del más despiadado estadio capitalista). Los mismos que en época de crisis no tienen empacho alguno en recurrir al por ellos mismos tan denostado “Papá Estado”, para que les saque las castañas del fuego.

Y mi suueño tiene que ver con una organización que sepa transformar en políticas concretas estas situaciones reales, que desde las instituciones y desde la movilización en la calle, desde el debate interno y el dialogo abierto con la sociedad y lo que en ella se mueve y se organiza, en lugar de mirarse permanentemente el ombligo.

Y mi seño cree que somos muchos y muchas los que tando desde dentro de IU como desde nuestro entorno de simpatizantes y votantes vamos a exigirle a nuestros dirigentes que estén a la altura de las circunstancias, que hagan todos los esfuerzos humanos y sobrehumanos hasta alcanzar los acuerdos necesarios para relanzar IU ante una sociedad y una militancia que está pidiendo a gritos una Organización útil para transformar la sociedad, no para medirse las fuerzas intrernas permanentemente sin mostrar la suficiente capacidad de encuentro y síntesis.

Y mi sueño es que mañana nos despertatremos un poco más contentos por haber dado este gran paso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: