Atocha desde Salamanca, 33 años despues.

A algunos les gustaría que olvidásemos determinadas fechas, como la de hoy, 24 de enero, y más aun que nos olvidásemos de celebrarlo colectivamente, reuniendonos, como en este caso, junto a la tumba de Serafín, para recordar su figura y para comprometernos en seguir la lucha que él y sus compañeros llevaron a cabo hasta que el fanatismo de la exterma derecha les arrebató sus jóvenes vídas. Curiosamente los que nos dicen desde sus tribunas y/o púlpitos que estos actos solamente sirven para reabrir viejas heridas, que lo de la memoria histórica no sirve de nada, son  los mismos que durante cuarenta años llenarosn nuestra geografía de monumentos de todo tipo  en honor de sus “mártires” o que se niegan a retirarle al dictador los medallones y los nombramientos honoríficos que aun conserba en nuestra ciudad, como en tantas otras.

No seré yo quien se deje convencer por tan falaces argumentos y muy al contrario hoy, tal y como vengo haciendo desde hace ya treinta y trés años, rendiré homenaje a los compañeros de Atocha y,  muy especialmente a Serafín Holgado. Y lo haré acudiendo al acto que convoca Comisiones Obreras en el cementerio de Salamanca, para reunirme con cuantos compartimos el compromiso de recordar a los compañeros cuyas vidas fueron tan brutalmente arrebatadas por defender a la clase obrera, porque de no hacerlo, nos covertiríamos en complices de los que quieren poner sobre ellos otra pesada losa: la del olvido. Nos reuniremos para que su recuerdo permanezca, para que el tiempo no se alíe con los enemigos que quisieran borrar definitivamente el recuerdo de sus personas, de su paso por la vida, de aquello por lo que lucharon; nos reuniremos algunos de los que habíamos compartido con él  ideas  y filiación política y/o sindical, algunos de los que nos encontrábamos entre sus amigos y compañeros.

Estas palabras tambien quieren ser un humilde homenaje, y una pequeña contribución para mantener vivo su recuerdo, para mantener viva la  lucha que ellos iniciaron, para decir alto y claro  que somos muchos los que seguimos luchando por una sociedad más justa, sin explotados ni explotadores, sin que la riqueza de unos pocos se siga manteniendo sobre la pobreza y la miseria de muchos.

Un año más, nuestro recuerdo a los compañeros y compañeras de Atocha, a nuestro querido Serafín Holgado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: